jueves, 3 de noviembre de 2016

Oda reciproca a los medios.



Vivimos en una sistema rígido con medios, en el que cualquier saliente es silenciado sin dejar huellas. Un hogar en el que los sentimientos y emociones están a flor de piel y la cornucopia de los actos reflejos. Todos y todas formamos parte de un ejército (secundario y sin reconocimiento) de autómatas que son llamados ciudadanos libres y con derechos.  De lo poco que deja margen a la sociedad para poder salir (mínimamente) del molde,  desde mi punto de vista, es la música. Que sí, también intentan convencernos mediante los medios de comunicación y  nos intentan implantar un estilo concreto para la sumisión y homogeneidad del grupo. Y ese creo que es el papel del rock. Revolución. Alti-bajos. Realidad,  imperfección y de naturaleza fuerte. Nos arropa cuando el silencio llega a las almas y da lecciones de vida al centrar nuestros ojos en las biografías de los cantantes, baterías, guitarristas clásicos o modernos, y en las letras de sus obras de arte. Reflejan más que la mirada más sincera e inocente de la tierra. Cuentan retazos de sus  vidas, baches, experiencias y superaciones.

Inconscientemente, todo lo que no se rige a ciertas normas sociales (obviamente impuestas desde una falsedad) es criticado, maltratado e incluso objeto de debate continúo  y burla, y no excluyo a nadie del saco.  Pensar, la forma tan fácil y absurda con la que podemos dañar. Con un simple comentario generalizado nos sentimos ofendidos, pero ¿por qué? . El ser humano ya viene predeterminado desde el comienza, con ideas innatas y a la defensiva, cuando el problema no lo tienen los demás, sino nosotros/as mismos/as,  así mismo, tenemos que entender de que no somos perfectos/as. Parece muy contradictorio, pero lo que quiero decir es que todo sería menos forzado y presionado si cada uno/a se mostrase tal y como es, sin prejuicios ni etiquetas. Esto se puede ver representado en el campo de la música, y es algo que vivimos día a día. El miedo a ser o dejar de ser, a gustar o no. Incluso a que salga a la luz nuestro autentico yo. Y eso es lo bonito y complejo en realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada